Alfama d’Aragón

Ni me gusta el fútbol ni me gusta madrugar –y menos aún en fin de semana–, pero dicen que por los hijos –aunque sean académicos– se hace lo que haga falta, así que ahí estaba yo este sábado de buena mañana en Alfama, para ver jugar a algunos de mis 33zaurines.

Stephan me guió hasta el campo y busqué asiento en la poca sombra que había en la grada, temiendo que me esperaban dos interminables horas de carreras y patadas. Pero la verdad es que se me pasó el tiempo sin sentirlo, rodeado de mis pedorrillos saltarines de 1º de la ESO, que me contaban sus aventuras mientras rosigaban una bolsa de pipas tras otra, y de padres convertidos en seleccionadores nacionales que gritaban a sus vástagos “¡¡¡tócala, tócala!!!”, “¡pero sigue hasta el áreaaaa!”, y al árbitro… algunas lindezas que os podéis imaginar. 😱

Empezaron marcando y llegaron al final de la primera parte ganando 1-0, pero tras el descanso se impuso la veteranía de los rivales, que taladraron en dos ocasiones una portería bastante más abierta que la del balnerio… Tras el final del encuentro, pensaba darme una vuelta para conocer el pueblo, pero algunos de mis zaurines iban a comer por ahí y acepté encantado su invitación a acompañarles.

Acabamos engulliendo unos sabrosos bocatas en la terraza del Karlos entre risas y mofas de camaradería,…

…seguidos de unos refrescos y unas gominolas que nos trajo Madelin en el Pabellón (por fin conocía el famoso Pabe; también me llevaron al Pato, pero allí no están permitidas las fotos). 😜

Después, Sergio tuvo el detalle de hacerme de cicerone por los lugares más emblemáticos del pueblo: la iglesia de la Natividad, la Casa-Palacio, donde hay una exposición permanente sobre José Luis Sampedro

…el Palacio de Padilla, que es de propiedad privada y está en venta (this is capitalism, nigga!)…

…el castillo y el antiguo teatro…

…el balneario y el lago

…y alguna cosa menos agradable como la polémica fuentecilla de relumbrón para la que sí hubo dinero público, mientras el antiguo balneario Guajardo sigue abandonado a su suerte desde 1995 porque se “volatilizaron” los fondos europeos. 🤬

Con una última vista idílica del castillo desde el parque del balneario y una parada en la casa natal del compositor Pablo Luna, apresuré el paso hacia la estación porque la hora de mi tren de vuelta se echaba encima.

Marchaba con un poco de pena por no poder quedarme más rato, pero con la firme determinación de volver, porque esta hermosura de pueblo es otra de esas perlas desconocidas que componen el joyero de esta comarca que llamamos “Territorio Zaurín“, desertizada y olvidada por las propias instituciones y por los políticos aragoneses, a los que se les llena la boca con el “desarrollo rural” en tweets y promesas electorales, para luego ignorarnos y despreciarnos como bien saben por propia experiencia nuestros 33zaurines.

Anuncios

Un pensamiento en “Alfama d’Aragón

  1. Pingback: Alfama d’Aragón | NON SERVIAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s